Colapsa Silicon Valley Bank ¿Qué hay detrás de la estrepitosa caída de uno de los bancos más importantes de Estados Unidos?


Wall Street registró una caída del 60% de las acciones de Silicon Valley Bank, ¿cuáles son las razones?

POR AGENCIAS

ESTADOS UNIDOS. – Las acciones de Silicon Valley Bank cayeron un 60% el pasado jueves. Solo un día después, el estado de California ordenó su cierre y puso en vilo a todo Wall Street. Se trata de uno de los bancos que financiaba a buena parte de las fintech y a muchas compañías tecnológicas de Estados Unidos.

Su caída representa la mayor quiebra de una institución financiera desde que Washington Mutual colapsó en el punto álgido de la crisis financiera, hace más de una década. Y esta caída tuvo efectos inmediatos: algunas empresas nuevas que tenían vínculos con el banco se apresuraron a pagar a sus trabajadores y temían que tuvieran que parar sus proyectos o despedir a los empleados hasta que pudieran acceder a sus fondos. ¿Por qué este banco se ha hundido?

Silicon Valley Bank se vio muy afectado por la caída de las acciones tecnológicas durante el año pasado, así como por el plan agresivo de la Reserva Federal para aumentar las tasas de interés para combatir la inflación. El banco compró miles de millones de dólares en bonos durante los últimos dos años, utilizando los depósitos de los clientes, como lo haría cualquier banco tradicional. Estas inversiones suelen ser seguras, pero el valor de esas inversiones cayó porque pagaron tasas de interés más bajas que las que pagaría un bono comparable si se emitiera en el entorno actual de tasas de interés más altas.

Por lo general, eso no es un problema, porque los bancos los conservan durante mucho tiempo, a menos que tengan que venderlos en una emergencia. Pero los clientes de Silicon Valley Bank eran en su mayoría nuevas empresas y empresas tecnológicas, que comenzaron a necesitar dinero en efectivo durante el año pasado.

Debido a que los clientes de Silicon Valley Bank eran en su mayoría empresas y personas adineradas, probablemente tenían un gran miedo de una quiebra bancaria, ya que sus depósitos superaban los 250.000 dólares, que es el límite impuesto por el gobierno para el seguro de depósitos. Eso requería vender bonos típicamente seguros con pérdidas, y esas pérdidas se sumaron hasta el punto en que Silicon Valley Bank se volvió efectivamente insolvente.

El banco trató de recaudar capital adicional a través de inversores externos, pero no pudo encontrarlos.