BCIE investiga al hondureño Dante Mossi por presunto fraude y corrupción

Comparte en redes

Mossi demandará a la institución financiera ante la Corte Centroamericana de Justicia, alegando la retención ilegal de US$6,000 de sus prestaciones como consecuencia de un reparo practicado por una auditoría interna.

HONDURAS.- El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) se encuentra inmerso en una investigación dirigida al expresidente ejecutivo, Dante Mossi, por presuntas prácticas de fraude, colusión y corrupción, según fuentes citadas por el medio El Mundo de Costa Rica.

Las pesquisas administrativas contra Mossi, quien ocupó el cargo de presidente ejecutivo del BCIE entre 2018 y 2023, han avanzado tras una serie de denuncias presentadas en su contra.

Se espera que la investigación concluya en el transcurso de este mismo año, lo que podría resultar en la inclusión de Mossi en la Lista de Contrapartes Prohibidas de la Banca Multilateral.

“Para que estés mejor informado – cualquier investigación del @BCIE_Org es a sus empleados – y yo no lo soy. En todo caso, fui persona sujeta de auditorías anuales internas y externas. Así que tranquilo. El que nada debe, nada teme”, dijo Dante Mossi.

Esta medida impediría a Mossi participar como funcionario, oferente o proveedor en operaciones financiadas por recursos de organismos multilaterales en cualquier país.

Además, Mossi enfrenta la prohibición de ingresar a cualquier oficina del BCIE en los países donde tiene presencia, así como al Centro de Recreo de Empleados.

Cabe destacar que estas acciones se tomaron ocho meses antes de que Mossi dejara su cargo, como una medida preventiva por parte de las autoridades del banco para preservar su calificación.

Como trasfondo de su separación, se encuentra las múltiples denuncias internacionales por su afinidad con dictaduras como la de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua, a quienes el BCIE financió al margen de las abundantes denuncias de violaciones masivas de derechos humanos.

La información sobre esta investigación surge en un contexto en el que Mossi ha emprendido acciones legales contra el BCIE en abril pasado.

Según El Heraldo de Honduras, Mossi demandará a la institución financiera ante la Corte Centroamericana de Justicia, alegando la retención ilegal de US$6,000 de sus prestaciones como consecuencia de un reparo practicado por una auditoría interna.

Mossi sostiene que su elección como presidente ejecutivo del BCIE fue avalada por la Asamblea de Gobernadores, siendo esta la única entidad facultada para aprobar sanciones administrativas en su contra.

Argumenta que la retención de fondos se realizó al margen de la normativa interna del banco, violando el debido proceso y su derecho a la defensa.

El ex presidente del BCIE confía en que el fallo de la Corte Centroamericana de Justicia reitere el respeto al debido proceso y la seriedad institucional.

Mossi señala que el monto en disputa no es lo relevante, sino el desconocimiento de la gobernanza corporativa del banco y la falta de comprensión sobre el rol del presidente ejecutivo, que no es subalterno del directorio actual, sino de la Asamblea de Gobernadores.