X restablece el tic azul a las cuentas que tengan bastantes seguidores


Con la llegada de Elon Musk la red social tenía el tic azul que se utilizaba como sistema de verificación para cuentas importantes, como las de famosos, instituciones y periodistas.

ESTADOS UNIDOS.- Los usuarios con muchos seguidores recibirán una suscripción gratuita a X y la famosa marca azul de la plataforma, anunció la empresa en un nuevo giro de 180 grados en su política.

Antes de la llegada de Elon Musk como propietario de la red social, el tic azul se utilizaba como sistema de verificación para cuentas importantes, como las de famosos, instituciones y periodistas.

Pero el multimillonario -que compró la entonces llamada Twitter por 44.000 millones de dólares en 2022- consideró que el sistema era injusto para los usuarios de a pie y revisó los tics azules para que sólo fueran para los suscriptores de pago, lo que supuso que miles de titulares quedaran desprovistos de esta función.

A última hora del miércoles, algunos usuarios se sorprendieron e incluso se enfadaron al ver que la marca azul se había restablecido.

Un mensaje de la plataforma explicaba que por ser un «miembro influyente» de X se les concedía la suscripción gratuita.

La web añadía que «se reserva el derecho a cancelar la suscripción gratuita a su entera discreción».

Musk dijo la semana pasada que «en adelante, todas las cuentas X con más de 2.500 seguidores suscriptores verificados obtendrán funciones Premium gratis y las cuentas con más de 5.000 obtendrán Premium+ gratis».

Las ventajas de Premium o Premium+ incluyen una reducción de los anuncios y un mayor posicionamiento en los feeds de la plataforma, así como acceso a Grok, el chatbot de inteligencia artificial de X.

Algunos usuarios que recibieron el tic azul lo vieron como una apuesta de Musk para revitalizar la plataforma, que atraviesa por dificultades.

«Traducción: ¿Pagar 8 dólares? Es broma. Ayúdame. Pero no digas nada demasiado libre sobre mí o mi Torre de Basura de Babel», dijo el actor Jeffrey Wright, uno de los elegidos, en una publicación en X.

Desde que Musk compró la empresa en octubre de 2022, el negocio publicitario de la plataforma se desplomó, afectado por los despidos masivos y la moderación de contenidos.

El martes, X nombró a la veterana de la compañía Kylie McRoberts como nueva responsable de seguridad, en un esfuerzo por apuntalar los ingresos procedentes de la publicidad, que sigue siendo la principal fuente de ingresos.

Según la mayoría de las métricas del sector, X ha perdido usuarios desde que Musk se hizo con la propiedad, pero la empresa afirma que la actividad en el sitio ha crecido.