Presos en Panamá interpretan la Pasión de Cristo en busca del perdón


Vestidos con unas precarias telas y sandalias de cartón, los presos representaron en el pequeño patio de la cárcel la obra religiosa, tras semanas de estudio y adquirir nociones básicas de actuación.

PANAMÁ. – Entre nervios y oraciones, Abraham Escobar, de 27 años, se viste en la entrada de su celda con la túnica marrón que confeccionaron otros reclusos. Interpreta a Jesús de Nazareno en una cárcel de Panamá, donde algunos presos esperan que esta obra ayude a que sus “errores” sean perdonados.

“No soy digno, como decía San Juan Bautista. Yo no soy digno de representar la vida de Jesús”, relata a EFE Escobar, que lleva unos tres años cumpliendo una pena por robo en el Centro de Detención de Tinajitas, ubicado en el corazón del popular barrio de San Miguelito, a las afueras de la capital panameña.

Escobar forma parte del elenco de 29 reclusos que dramatizan, en el marco de la Semana Santa, la versión cinematográfica sobre la Pasión de Cristo que dirigió Mel Gibson en su film homónimo, donde se relatan las últimas horas de Jesucristo y su resurrección.

“(La obra) ha enseñado que existe el perdón y Jesús en la Pasión de Cristo nos enseña que él pudo perdonar por amor”, señala Rafael Sáez, de 36 años, que está encarcelado desde hace año y medio por blanqueo de capitales.

La obra ha servido para “unificar” a los 293 presos de la cárcel, un hecho poco frecuente y complicado, según dijeron funcionarios del penal, pues participaron muchos de ellos tejiendo las vestimentas o elaborando los cascos y las espadas de cartón para los “soldados” romanos.