Presidente del COENA, Carlos Saade sobre expulsiones: «hay que generar orden y disciplina»

Comparte en redes

«De que no sirven empezar a cambiar la bandera, que la marcha (…) si al interior del partido nosotros mismos no cumplimos con los estatutos», resaltó en un video difundido en redes sociales.

EL SALVADOR.- En un video difundido en la cuenta oficial en X del partido ARENA, Carlos Saade, presidente del COENA, hablo sobre las expulsiones. En el audiovisual titulado ¿La renovación consiste solo en expulsiones ? Saade fue enfático en decir que debe prevalecer el orden y la disciplina.

«Hay que generar orden y disciplina, pero no sólo implica eso, sino que también nosotros tenemos que empezar nuevamente a tener una ideología clara, de qué es lo que representamos nosotros como ARENA, tenemos que tener que principios, qué valores», expresa Saade.

Explica que en la renovación, no solo se pretende castigar «no se trata de eso» «pero de que no sirve empezar a formar líderes de que no sirven empezar a cambiar la bandera, que la marcha, que no sé qué, que no sé cuánto, si al interior del partido nosotros mismos no cumplimos con los estatutos con nuestros principios, con nuestros valores, vamos a seguir siendo lo mismo que hemos venido haciendo desde hace más de 15 años. Yo creo que es claro, o sea, hubo una omisión de parte de los COENAS anteriores, nosotros en la campaña y desde hace dos años que nosotros tomamos el partido no solo soy yo sino que somos un equipo».

Resalta que trabajan junto a la estructura y que no responden a nadie más: «esos grupos de presión del pasado ya no existen, nos abandonaron por así decirlo y qué bueno, porque no le debemos nada a nadie, ya lo habíamos dicho anteriormente ahora. Nosotros nos corresponde empezar a construir empezar de verdad, la renovación darle continuidad a que el partido tiene que estar ahí por todos los salvadoreños, por el salvadoreño que vive en pobreza, por el salvadoreño que vive como clase media, por el salvadoreño que no le alcanza el dinero para terminar el mes, que no tiene para comprar los tres tiempos de comida, que no tiene para pagarle una universidad a su hijo, para esos salvadoreños es que esta nueva ARENA tiene que empezar a trabajar», contextualizó.

«Ya no podemos seguir blindando grupos de interés, grupos empresariales, no podemos seguir trabajando en base a lo que nos daban, ahora nosotros nos ponemos en los zapatos de la gente de la gente trabajadora, de la gente que sabe que El Salvador puede ser un país mejor, pero que en este momento no lo es», concluye.