La película de Pedro Infante que casi no sale a luz en los 50´s

Comparte en redes

Cuando el icónico mexicano falleció, su filme: “Escuela de rateros” estaba por estrenarse. El hecho sucedió en 1958.

MÉXICO. – Luego de un año de la muerte de Pedro Infante, la cinta “escuela de rateros” había causado controversia, pues en aquella época, se pensaba que por el título, la cinta iba a incitar a los jóvenes a la violencia, por lo que mediante una carta, pidieron estrictamente no asistir a los cines.

El periódico del país azteca, EL UNIVERSAL, documentó que el 9 de mayo de 1958, una maestra le escribió, preocupada, una carta a este diario para hacer una súplica: que no acudieran al cine a ver “Escuela de rateros”, protagonizada por Pedro Infante.

La carta específicamente, según lo documentado, decía:

Respetables señores: Habiendo visto en el real Cinema los avances de la película ‘Escuela de rateros’, deseo sugerir al personal del Consejo Nacional de la Educación y muy especialmente al señor licenciado y maestro don José Ángel Ceniceros, la conveniencia de ver dicha película antes de que sea exhibida en nuestros cines, pues por lo poco que vi he llegado a la conclusión de que puede inducir a los jóvenes a robar. ¿De qué servirán, pregunto, los esfuerzos que actualmente están haciendo tanto la iglesia como los padres de familia y diferentes asociaciones, para disminuir el porcentaje de la delincuencia juvenil? Qué lástima que una de nuestras estrellas de mayor atractivo como fue Pedro Infante, se haya prestado a servir de ‘gancho’ en una película nociva para la juventud, pues con su fama y el cariño que el público le tuvo, atraería a las multitudes que serían arrastradas a obrar, no el bien, sino el mal. En cambio deseo felicitar a los hermanos Soler por el éxito alcanzado en la realización de la película blanca ‘Cuando México canta’, digna de ser admirada por toda clase de personas . Muy atentamente, Profa. Eloísa Reyes Hernández«.

Sin embargo, se alegó que Infante seguía siendo el “consentido de México, por lo que la película se proyectó en los cines Orfeón, Roble y Ariel.

Según la productora del proyecto, la película se trataba de una amable y festiva comedia policíaco-musical en la que Pedro Infante hace un doble personaje; estuvo en cartelera más de 14 semanas con éxito arrollador