El Salvador ahora es un país para invertir


Diputado de Nuevas Ideas por el Departamento de la Unión compartió un balance de cómo el país se abre a la inversión y el nuevo rostro que el oriente presenta.

EL SALVADOR.- En entrevista televisiva, William Soriano, diputado de Nuevas Ideas, puso en evidencia lo positivo del Gobierno del Presidente Bukele en 4 años de gestión y los 2 años de la Asamblea Legislativa, provocando que el país sea un modelo en la región.

En primer lugar destacó el elemento positivo de la lucha contra la evasión fiscal. Destacó que el Gobierno ha pagado la deuda externa, aun cuando la oposición y muchas voces estén en contrar de saldar la deuda que los gobiernos anteriores dejaron, que ascendió a 117 millones de dólares.

Explicó que en 30 años de Gobiernos del FMLN-ARENA tuvieron a disposición 88 mil millones de dólares y no hicieron nada para cambiar el país por no invertir. Por eso el Presidente Bukele designó un gabinete económico para combatir la evasión fiscal. Como efecto positivo la nueva recaudación fiscal se utiliza en programas sociales.

Explicó que El FMLN pactó con pandillas a cambio de votos, puso el ejemplo de Benito Lara que ahora debe regresar más de 109 mil dólares y que le falta pagar por el pacto con terroristas.

En esa misma línea, cuestionó que hicieron por el país en esos 30 años diputados como Norman Quijano, Lorena Peña y otros, que se pasaron la vida en la Asamblea Legislativa, sin aportar soluciones reales a la población, a diferencia de la Bancada Cyan, que apoyó al presidente en el cambio que ahora viven los salvadoreños.

El diputado al ser originario del Departamente de la Unión destacó que la Diáspora se ha hecho presente para aportar en desarrollo para la zona y que el Gobierno ha permitido que los inversionistas lleguen por la implementación de Leyes, de la seguridad y por toda la red vial de la que ahora disfruta el país.

El legislador agregó que del norte al sur del departamento, se ve la operación de Hoteles (de montaña y de playa), hospitales, talleres y que lo positivo es que dejó de centralizarse en la capital para llevar movimiento económico al interior del país.

Finalmente, el legislador dijo: «El rol de la oposición, aunque son salvadoreños, es desestabilizar el país», refiriéndose a los diputados que nunca están a favor de las iniciativas del ejecutivo y que no apoyan al Gobierno del presidente, incluso aquellos economistas y estadistas que esperan que el país caiga en impago, mientras que el presidente ha dicho que el próximo año El Salvador habrá saldado su deuda.