Cinco consejos para estar saludable


El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos realiza recomendaciones para personas de entre 18 y 64 años a fin de beneficiar la salud.

ESTADOS UNIDOS.- Una mala noche de descanso no solo afecta tu concentración durante el día. En lo que va del año, CNN informó que no dormir lo suficiente puede aumentar los riesgos de tener problemas de humor, sufrir asma, derrames cerebrales y afectarte en tu longevidad, por lo que es recomendable dormir lo suficiente.

Come bien
No dejes que la palabra dieta te engañe, no se trata de una filosofía restrictiva para modificar tu peso corporal. La dieta mediterránea es una forma de comer que presenta una cocina simple basada en plantas, con la mayoría de cada comida enfocada en frutas y verduras, granos integrales, frijoles y semillas, con algunas nueces y un gran énfasis en el aceite de oliva extra virgen. Otras grasas distintas que las del aceite de oliva, como la mantequilla, se consumen poco, si es que se consumen, y el azúcar y los alimentos refinados se reservan para ocasiones especiales.

Haz ejercicio
Los científicos saben desde hace mucho tiempo que el ejercicio es bueno para un cuerpo sano, pero las investigaciones han demostrado que también es importante para una mente sana.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. recomienda que las personas de entre 18 y 64 años realicen al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa cada semana, así como actividades de fortalecimiento muscular al menos dos veces por semana.
Tómate el tiempo para socializar.

Muchas personas dan mucha importancia a algunos de los comportamientos de salud que a menudo se consideran más físicos, pero los factores sociales y emocionales también merecen nuestra atención.

Y las amistades buenas y sólidas son clave no solo para aliviar nuestro estrés y mejorar el bienestar emocional, sino también para mejorar los marcadores de nuestra salud física, según las últimas investigaciones.

Reduce tu estrés
Lo escuchas cada vez que vas al médico por cualquier inquietud: sea lo que sea, empeorará con el estrés. Efectivamente, el estrés puede aumentar el cortisol. Los niveles más altos de cortisol pueden exacerbar condiciones de salud como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y los problemas gastrointestinales crónicos, según la Clínica Cleveland.