Alcalde de Olocuilta genera crisis sanitaria por uso de botadero ilegal de basura


Habitantes de Olocuilta hicieron llegar diversas denuncias por el uso del exbotadero de basura municipal como planta de transbordo y acopio de los desechos, provocando contaminación.

EL SALVADOR.- Este sábado 25 de noviembre de 2023, habitantes de Olocuilta han informado que el alcalde de Olocuilta ha dado órdenes para que se utilice como punto de transbordo y acopio de los desechos recolectados en el municipio, el antiguo botadero a cielo abierto ubicado en kilómetro 21 de la carretera antigua a Zacatecoluca, generando grandes promontorios de basura, tal como puede constatarse en una imagen que se nos ha hecho llegar.

Según los lugareños, en ese lugar depositan los desechos donde pasan más tres días hasta ser transportados hacia el botadero de La Libertad, propiedad del Sr. Salume, sin ninguna medida higiénica.

La municipalidad contrató el servicio con Salume con un procedimiento que fue en su momento denunciado por otra contratista como ilegal y a pesar de ser la oferta más cara.

De igual forma ha trascendido que los usuarios se han quejado por estar recibiendo un servicio irregular de recolección de basura, para fundar esta queja hicieron llegar a ese medio imágenes que demuestran las pésimas condiciones de una unidad de servicio de recolección de desechos que recoge la basura en el área urbana, el cual no cumple con los requerimientos legales y técnicos para equipos de recolección, al grado que en la imagen queda en evidencia la manera en que esparce líquidos a su paso (lixiviados) porque solamente colocan una carpeta plástica para retenerlo, lo que es insuficiente.

Una fuente municipal que trabaja en la recolección de basura, afirmó bajo reserva de anonimato que el alcalde de Olocuilta ha llevado la situación del servicio a la precariedad y contaminación ambiental que se evidencia, como una justificación artificiosa o pretexto para otorgar una contratación directa a favor de la empresa “GRUPO JOB” para la recolección y traslado de desechos.

De acuerdo a la fuente, no era necesario llegar a tal calamidad ambiental, pues la municipalidad ha contado con los fondos suficientes para la compra de camiones recolectores, pero curiosamente ha optado por arrendarlos a la empresa antes mencionada, la cual en el pasado ha sido señalada de realizar oscuras negociaciones con otras municipalidades, como ocurrió con Apopa y Soyapango.

Al consultar con miembros del concejo municipal plural, indicaron que la postura del alcalde deja muchos vacíos legales y dudas sobre el manejo de los recursos municipales, al grado que eso ha negado a contratar los servicios de una auditoría externa; también afirmaron que esta nueva contratación es más costosa que adquirir un nuevo camión recolector o reparar el camión compactador, por lo que harán los señalamientos respectivos para que se verifique si existen posibles actos de corrupción, además se desmarcan de la contaminación ambiental que por instrucciones directas del alcalde de Olocuilta se están realizando al acopiar la basura en un botadero a cielo abierto.

La Asamblea Legislativa reformó la legislación ambiental y penal disponiendo que cualquier persona que arroje o haga una indebida disposición final de la basura en cantidades superiores a 2 libras comete el delito de contaminación ambiental.