Albergues ya listos ante posibles daños que sismos puedan causar en viviendas y edificaciones


Entre las 6:22 pm de ayer hasta las 10:00 am de hoy, se han registrado un total de 121 réplicas del sismo de magnitud 6.8 ocurrido el martes por la tarde.

EL SALVADOR.- Las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil actualizaron este mediodía sobre las incidencias dadas luego del sismo de 6.8 registrado en la tarde del día martes.

El director de Protección Civil informó que no se han reportado víctimas por el sismo de 6.8 de ayer ni por las réplicas que se han estado registrando.

Además, indicó que el día de ayer, a las 8:46 p.m. se dio una réplica de mag. 5.2 y durante la mañana de este día se han dado réplicas menores en las costas de La Unión, San Miguel y Usulután.

Entre las 6:22 pm de ayer hasta las 10:00 am de hoy, se han registrado un total de 121 réplicas, de las cuales 34 de estas han sido sentidas por la población con una magnitud de entre 3.5 y 5.4.

Asimismo, compartió los daños más significativos reportados:

  • Desprendimiento de tierra sobre la ribera del río Las Cañas y en La Isla (San Salvador).
  • Colapsos de tuberías de agua potable en Soyapango e Ilopango.
  • En cantón el Arenal, Ciudad Delgado, y en caserío La Cabaña, Usulután, hubo daños leves en viviendas.
  • Colapso de techo de vivienda en San Juan Nonualco.

Por otro lado, la Dirección Nacional de Albergues del Ministerio de Gobernación ya tiene a disposición albergues a nivel nacional en caso de que sea necesaria la evacuación de viviendas.

«Los sismos pueden causar daños en viviendas y edificaciones, dejando a muchas personas sin un lugar seguro. Por ello, la Dirección Nacional de Albergues proporciona espacios temporales para las personas que puedan verse afectadas», afirmó el director de Albergues, Josue García.

Finalmente, aseguraron que el Equipo Táctico Operativo, las Comisiones Departamentales y Bomberos, continuarán dando seguimiento a esta actividad para informar a la población sobre su evolución y recomendaron a la población atender todas las indicaciones emitidas por las instituciones del Sistema Nacional de Protección Civil y no prestar atención a rumores.