Abogado ambientalista advirtió ante Juzgado Ambiental la crisis de basura que se venía por faltas al deber del alcalde de San Vicente

La crisis ambiental en el municipio de San Vicente inició el 1º de enero del presente año, con la contratación irregular de la empresa CONSTRUPHER, S.A. y el uso de un inmueble municipal como “botadero a cielo abierto” bajo responsabilidad del Alcalde José Roberto Barrientos. El domingo recién pasado, se divulgó información y publicaron fotografías en distintos medios y redes sociales, donde se evidencia la gran acumulación de basura en el centro del municipio de San Vicente, por ejemplo, la cuenta de Twitter @Canal31SV manifestó: “#ElDato. Así amanecieron las calles de San Vicente, inundadas de basura, la zona comercial con grandes promontorios ante la indiferencia y negligencia de los miembros del Concejo Municipal y del señor Alcalde, es realmente bochornoso ver el deterioro de salubridad y ambiental.” Este medio ya había realizado publicaciones los días 4 y 5 de enero de 2023, en los que hizo públicas las denuncias de pobladores cercanos a un inmueble municipal ubicado en kilómetro 69 de la carretera de San Vicente a Zacatecoluca, donde se estaba arrojando la basura recolectada en el municipio de San Vicente, convirtiendo el lugar en un botadero a cielo abierto, que en sólo 5 días concentró más de 500 toneladas de basura. La crisis se habría generado como se dijo en sendas publicaciones; en primer lugar, como consecuencia de la contratación ilegal de la empresa CONSTRUPHER, S.A, que fue adjudicada sin la exitencia de una licitación pública, sino como resultado de una calificación de urgencia que no fue razonada, ni comprobada la existencia del hecho de fuerza mayor o causa fortuita que la pudiera justificar. Pero además, como una situación que fue denunciada por una fuente interna del Concejo Municipal de San Vicente que habló bajo reserva de anonimato, “existen fuertes indicios de corrupción y negociaciones ilícitas que involucran al Alcalde Municipal y los Concejales que acompañaron la decisión, pues le entregan el transporte, la recolección y la disposición final de la basura, de “facto” a una empresa de tranporte sin capacidad para operar el servicio, con unidades de recolección obsoletas y que se mantienen arruinadas; pero además el terreno que se está utilizando como Estación de Transferencia y que no cuenta con permisos ambientales ha sido arrendado por la municipalidad a CONSTRUPHER, S.A. por la suma de $1,500 dólares, es decir que el alcalde José Roberto Barrientos sabe perfectamente que ese predio no puede ser usado ni como planta de transbordo y mucho menos como sitidio de disposición final de la basura.” Consultado el abogado ambientalista Edgar Lemus, sobre qué acciones deben realizar las instituciones competentes no solamente para frenar las crisis sanitarias como la producida en el municipio de San Vicente, sino para prevenir que continúe ocurriendo contaminación ambiental por causa de malos manejos por parte de los Alcaldes Municipales, manifestó que el 18 de enero del presente año presentó ante el juzgado ambiental de Santa Tecla solicitud de medidas cautelares ambientales para que se cierre el botadero a cielo abierto situado en el kilómetro 69 de la carretera que de San Vicente por la grave contaminación generada y por infringir el art. 19 de la Ley del Medio Ambiente al operar sin permiso ambiental; sobre tal solicitud formulada con la urgencia existente, el juzgado no ha dado respuesta, lo que para el abogado demuestra que autoridades como los juzgados ambientales y el MARN no están actuando con la rapidez que se necesita en este momento. Finalmente, precisó que como parte del deber ciudadano presentará un aviso penal contra el Alcalde Municipal de San Vicente, José Roberto Barrientos y los concejales que han secundado todas las ilegalidades cometidas, por los delitos de Malversación, Contaminación Ambiental Agravada, Incumplimiento de Deberes, Actos Arbitrarios y Negociaciones Ilícitas, pues parece que los alcaldes siguen sin verse en el espejo de la Ex alcaldesa de Soyapango, Nercy Montano, actualmente sometida a un proceso penal y en prisión preventiva en la cárcel de Apanteos y que malversó los fondos públicos hasta que todo estalló con la crisis de la recolección de la basura por paro de los trabajadores del aseo municipal en el municipio de Soyapango, durante el pasado mes de diciembre.

La crisis ambiental en el municipio de San Vicente inició el 1º de enero del presente año, con la contratación irregular de la empresa CONSTRUPHER, S.A. y el uso de un inmueble municipal como “botadero a cielo abierto” bajo responsabilidad del Alcalde José Roberto Barrientos.

El domingo recién pasado, se divulgó información y publicaron fotografías en distintos medios y redes sociales, donde se evidencia la gran acumulación de basura en el centro del municipio de San Vicente, por ejemplo, la cuenta de Twitter @Canal31SV manifestó:

“#ElDato. Así amanecieron las calles de San Vicente, inundadas de basura, la zona comercial con grandes promontorios ante la indiferencia y negligencia de los miembros del Concejo Municipal y del señor Alcalde, es realmente bochornoso ver el deterioro de salubridad y ambiental.”

Este medio ya había realizado publicaciones los días 4 y 5 de enero de 2023, en los que hizo públicas las denuncias de pobladores cercanos a un inmueble municipal ubicado en kilómetro 69 de la carretera de San Vicente a Zacatecoluca, donde se estaba arrojando la basura recolectada en el municipio de San Vicente, convirtiendo el lugar en un botadero a cielo abierto, que en sólo 5 días concentró más de 500 toneladas de basura.

La crisis se habría generado como se dijo en sendas publicaciones; en primer lugar, como consecuencia de la contratación ilegal de la empresa CONSTRUPHER, S.A, que fue adjudicada sin la exitencia de una licitación pública, sino como resultado de una calificación de urgencia que no fue razonada, ni comprobada la existencia del hecho de fuerza mayor o causa fortuita que la pudiera justificar.

Pero además, como una situación que fue denunciada por una fuente interna del Concejo Municipal de San Vicente que habló bajo reserva de anonimato, “existen fuertes indicios de corrupción y negociaciones ilícitas que involucran al Alcalde Municipal y los Concejales que acompañaron la decisión, pues le entregan el transporte, la recolección y la disposición final de la basura, de “facto” a una empresa de tranporte sin capacidad para operar el servicio, con unidades de recolección obsoletas y que se mantienen arruinadas; pero además el terreno que se está utilizando como Estación de Transferencia y que no cuenta con permisos ambientales ha sido arrendado por la municipalidad a CONSTRUPHER, S.A. por la suma de $1,500 dólares, es decir que el alcalde José Roberto Barrientos sabe perfectamente que ese predio no puede ser usado ni como planta de transbordo y mucho menos como sitidio de disposición final de la basura.”

Consultado el abogado ambientalista Edgar Lemus, sobre qué acciones deben realizar las instituciones competentes no solamente para frenar las crisis sanitarias como la producida en el municipio de San Vicente, sino para prevenir que continúe ocurriendo contaminación ambiental por causa de malos manejos por parte de los Alcaldes Municipales, manifestó que el 18 de enero del presente año presentó ante el juzgado ambiental de Santa Tecla solicitud de medidas cautelares ambientales para que se cierre el botadero a cielo abierto situado en el kilómetro 69 de la carretera que de San Vicente por la grave contaminación generada y por infringir el art. 19 de la Ley del Medio Ambiente al operar sin permiso ambiental; sobre tal solicitud formulada con la urgencia existente, el juzgado no ha dado respuesta, lo que para el abogado demuestra que autoridades como los juzgados ambientales y el MARN no están actuando con la rapidez que se necesita en este momento.

Finalmente, precisó que como parte del deber ciudadano presentará un aviso penal contra el Alcalde Municipal de San Vicente, José Roberto Barrientos y los concejales que han secundado todas las ilegalidades cometidas, por los delitos de Malversación, Contaminación Ambiental Agravada, Incumplimiento de Deberes, Actos Arbitrarios y Negociaciones Ilícitas, pues parece que los alcaldes siguen sin verse en el espejo de la Ex alcaldesa de Soyapango, Nercy Montano, actualmente sometida a un proceso penal y en prisión preventiva en la cárcel de Apanteos y que malversó los fondos públicos hasta que todo estalló con la crisis de la recolección de la basura por paro de los trabajadores del aseo municipal en el municipio de Soyapango, durante el pasado mes de diciembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *